diciembre 20, 2014

Cuando volvamos a vernos





Hoy amanecí adolorida dos veces:  una,  por la espantosa caída que sufrí ayer y la otra, porque me duele el alma muy adentro.  Y para eso no hay analgésico que valga.

Entre las dolamas, esta mañana leo un comentario de un amigo sobre lo que genera la simpleza de una mirada y  declaró una verdad. Pero eso cada vez es más escaso y nos urge, bueno al menos a mí. 

Ya es común que las relaciones humanas, comiencen desde la protección de un monitor. Tú allá, yo acá. No hay contacto visual, ni físico. Reina una mezcla de temor y  mezquindad, evitando a toda costa estrechar una mano, ofrecer un abrazo o una simple caricia sin prisa, ni títulos. 

Por otra parte, las conversaciones escritas no recogen nuestros sentimientos, para lograrlo tienes que hacer mano de una gran cantidad de figuras visuales, adjetivos, adverbios y aun así, puede que se malentienda. Te puedo escribir un: Sí. Pero no puedes sentir, si ese Sí es generoso, cordial, triste, molesto o alegre. Queremos proyectar cero emociones, eso nos aleja cada día más. 

¿Por qué tememos? ¿A qué tememos? ¿A dejar ver nuestras emociones? ¿A ser humanos? ¿No es eso acaso lo que somos? 

Conocerse, compartir, conversar, reír, escuchar la respiración del otro, caminar juntos, no significa que te estás comprometiendo! Vamos y si en el peor de los casos eso surgiera, no veo lo malo, no es pecaminoso, todo lo contrario, es estrechar lazos afectivos y esto no hace mal al cuerpo, ni a la mente y menos al espíritu.

Espero vehementemente que algún día los seres humanos decidamos volver a vernos, a mirarnos, a compartir y que entonces el amor nos salve. 


diciembre 18, 2014

Aún no es tiempo



Tengo un grito cautivo
desde el vientre a la garganta
no le permito emerger
no ha llegado la hora
y trago…

Se contorsiona rabioso,
enredadera de espinas
que se apodera de cada órgano
y lo oprime,
hasta asegurarse
que me falte el aire.

Entonces recuerda
que no está listo
me libera
aún me necesita.

Está a destiempo
yo también
no estoy adecuadamente vestida
para recibirle
para despedirme.

Cómplices
reconocemos
que me lleva la vida
con su vida.


diciembre 02, 2013

LA PARTIDA

La partida

11 de mayo de 2013 a la(s) 11:32
Por un hueco se anida la nostalgia
ante el momento fatídico de la muerte
con tanta distancia que separan
los cuerpos, mas no las almas.

Me abrazo a una historia nacida
hace décadas;  los recuerdos
afloran como en la primavera.
Noches pobladas de estrellas
y un paseo a la peña obligatorio
marcaban presencia en elevada
montaña y un horizonte enamorado
bailaba de alegría.

Cultivos de colores sin igual
adornaban la tierra que tanto amas
los aromas de albahaca, menta y recao
perfuman la estancia
el viento colado por entre las ramas
ventanas abiertas de par en par,
enmarcando el paisaje
en magistral espectáculo metamórfico
a cada segundo, día y noche.

Compromiso, música, arte
y la tierra
como patria, como madre así la mirabas
matizabas el aroma de fogón
con el verdor, 
el toronjal en flor
nos acompañaba
con Serrat, Inti Illimani, Atahualpa
Silvio, El jibaro, poesía, décimas
altares a los Santos Reyes,
en enero, se desplazaban
amigos, amigos, amigos
bebida, comida, paseos y pura vida
llevada en los bolsillos del alma.

Noches de desvelo procurado
entre coquies y chicharras
humo y jerez
entre jengibre y canela,
así se nos desplazaba la vida
componiendo entuertos;
atalayando la patria
con noches de luna llena
de lluvia
acompañados de tu guitarra.

Amigo, hermano, familia en el alma
hasta luego campañero de jornadas,
un artesano y jardinero ha ganado el cielo
veremos los paisajes dibujados
desde la ventana.

Poesía Felina
11 de mayo, 2013

USTED

Usted

27 de enero de 2012 a la(s) 23:01

Sucumba, esgrima, toree
derrote el suspiro escondido
entre la piel y el requiebro
entre la razón y el sin sentido
declare su boca sin miedo
la euforia de nuestras topadas
se que me piensa
se que me busca
se que me inventa
por la mirada de sonrisa
disimulada entre bigote y barba
entre ceja y pestaña
entre manos que se columpian
al ritmo de el paso acompasado
acompañado de nostalgias
por el tono de su voz
cuando se declara,
por lo dulce tierno de sus besos
paseados en mi antebrazo,
por su suspiro susurro
cuando posee mi alma,
por la simpleza de demostrarse
cuando arden sus pasiones despejadas,
por el silencio que nos acompaña
donde el horizonte se levanta,
por esto y más usted de rienda
transfórmese en brisa colada,
juguemos...nada nos ata.


Poesía Felina
1/27/2012

Huella


Tengo un mundo cataléptico
sumergido en mi estómago
raíces de una historia colectiva enclavan 
surgiendo como un soplo mágico
torbellino de hojas danzantes
en alas del viento
dibujando paisajes que despliegan
un popurrí de recuerdos.

La sonrisa de tu cara, invertido arcoíris
viste de alegría y color
el columpio, la quebrada
el río y la montaña de alguna isla encantada
en el archipiélago de mi memoria
encontrando en el paisaje
un corazón que palpita en compás de espera.

Levita zumbador libando el néctar de la mirada
flor de gardenia perfumada 
grano de café que en la molienda de tu boca
se desgrana
dejando entre mis labios la pulpa deseada
deseosa de ser esencia de mariposa
que te pone alas.

Pegaso del cielo y la tierra,
que me viaja por constelaciones aún no descifradas
enraízate como ceiba milenaria en esta galaxia
siéndome lluvia de estrellas en el cielo derramada
vía láctea en árbol de la vida
déjate fluir como lo hace el viento
entre las hojas,
en ocasiones tempestad en otras como la calma.

Queda un perfume donde había una flor,
una huella tras la pisada
recuerdos con cada madrugada
una guirnalda de luces en el cielo
alumbrando la pisada
que entre la yerba quedaron grabadas
mis rodillas y tu espalda.


Poesía Felina
mayo 19, 2013