febrero 22, 2010

Vivencias de una familia grande


Dime pana,

¿que ha pasao’con la gente de Teresa?

Que si Perucho no está,

que si se pasa en el muelle…


¡No, chico no!

No es el muelle de la cama,

Es que él es estibador.


¿Koly….? ¿Kolyno?

Debe de estar en el cine,

Sí…chico, en el Teatro Yaguez

con Ega…siempre en patines.


¿De Godofredo…preguntas?

Ese tipo está muy bien,

estudió para plomero,

y a la Fuerza fue a caer.


Ya tú sabes como es Godo,

quería los filos derechos,

y yo que era media ciega,

se los planchaba al revés.


¿Normita? Aaaaah! Normita…

de las dos la mas pequeña

buena, jovencita y linda,

con cuerpito de princesa.


De Héctor y Kaki…¿qué cuentas?

Ocupados siempre están,

Uno limpia los portones

y el otro, las estrellitas.


¿Qué más tu quieres saber?

¿No me has mencionado a Cholo?

Cholo fue un chico independiente,

con deseos de progreso.

Pero Dios necesitó,

muy a prisa su deceso.


De Minerva no pregunto,

porque ya estoy notando,

que está vivita y coleando.


-¡Ahí nos vemos amiguito!-

y se marchó el preguntón.


Estas vivencias señores,

de una familia grande,

con sufrimientos y dichas,

alegrías y sinsabores.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Es la crónica más fiel y generosa que nadie haya podido hacer de la familia en cuestión. Me llenó de nostalgía.¡Siempre adelante! Besos y abrazos.COLINAZO.