mayo 01, 2010

Canción de indígenas urbanos para un Mayo de lluvia



Buenas compañeras. Me siento tán orgullosa y agradecida de poder ser colaboradora en este bastión de hierro fuerte y hermoso y suave pero rabioso y rico pero grotesco que han creado en esta localidad del espacio cibernético que nos mantiene unidos pero no revueltos, ya que no somos huevos. Gracias por la invitación.

Soy una joven universitaria. Mi primera pasión es vivir y la que le sigue en la lista es escribir sobre vivir y sobre la vida y sobre lo que no existe y lo que quisiera que existiera o cesara de existir. Ante la situación del ahora, que es el único momento que es y existe y la única realidad que puede creerse en el universo entero, este AHORA, por que solo AHORA es... aquí entrego mi primera entrada con muchas ansias e insomnio, un poco de ansiedad por eso de querer simpatizar,orgullo por que soy egoista rampante como todos los demas seres humanos y feliz por que me complace compartir mis simples palabras con ustedes. Zumbo:

Canción de indígenas urbanos para un Mayo de lluvia

Quiero que llueva, lluvia de mayo, limpiarme de todo, agua bendita por Santa Rita, Yemayá, Changó y todos los santos que se escondieron con nombres negros en estas islas. Quiero lluvia de mayo, que alimente las cosechas de los que han sembrado con tanta queja unas cuantas plantas de "tal vez", unos ramilletes de “quien sabe”, una que otra flor de “horita”. Mayo es recibido por un abril enfurecido, un abril de interdictos y portones y fuerzas, golpes, choques, retumbos. Un abril parado pero que corre, cae y se golpea la rodilla. Un abril que ha recordado que es jóven.

Mayo, mojate de valor, llena el vaso; ese vaso semi-lleno, semi-vacío, dependiendo de la perspectiva de el que mira. El observador silente o el que mira con agresión o la que solo habla sin mirar o el que grita mucho pero no hace y la que mira y mira y no dice nada. Y los muchos que ven con los ojos cerrados igual que los que oyen pero no escuchan. Mayo moja las caras de los que no pueden despertar, los que no quieren abrir los ojos, los que tiene lagañas que le cosen párpado con párpado, un poco verde, infectado. Mayo bañame con agua de suerte. En ningún lugar del diccionario derecho se define como antojo.

Mayo llueve respuestas y soluciones. Que se desborden los rios, que se desborde Rio Piedras y en sus aguas navegue algún síndico o gran ejecutivo que vomite dignidad. Mayo pasa lento, pero preciso... nadie a bienvenido el nuevo año fiscal con risas y algarabíos. En Mayo lloverá líquido seminal, lloverá electrolitos y vitaminas, papeleos, burocracias, gritos, pimienta, cerveza y tal vez un semestre completo. Mayo acaba y rompe esta nube negra que Abril dejó como recuerdo.

Llueve maldito. Mayo atrevido, danos algo de beber, que nos ahogamos de sed.



3 comentarios:

Tercer Piso dijo...

Alameda del Cobre,

Cuando te conocí, fue como una entrega a la mano de un rompecabezas de 1000 piezas en la bolsita sellada, pero sin la caja…pensé que no podía montarlo si no tenia la foto, la imagen! Oh, Maldita limitación humana que siempre nos pide ver el escenario completo, para poder entender la obra.

Mientras hablamos, me armé de valor y decidí abrir la bolsa transparente, llena de diminutas piezas que retaban mi intelecto. Al desparramar las piezas sobre la mesa, noté algo diferente… brillaban! Me cautivó! Comencé el montaje…y mas brillaba!

Pero habían piezas que no lograba encajar, y realicé que faltaba una pieza vital, que sin ella seria incapaz de continuar…entonces recurrí a las voces ancestrales de las lobas que me acompañan…ellas...sabias al fin, entonaron un canto místico no conocido por los humanos…el conjuro estaba hecho…era cuestión de esperar…

Fue entonces cuando te leí…esa era la pieza que faltaba…Tu Voz Escrita…subió el telón....los músicos dejaron de afinar sus instrumentos y la armonía se apoderó de mi teatro mental….Bravo! Bravo! Bravo! Grita cada célula de mi existencia…

El rompecabezas está sobre mi mesa, embrujando para siempre y sin remedio, con sus luces de colores, a todo el que lo mira!

Gracias por compartir Tu Voz con nosotras! Yo quiero bañarme bajo la lluvia de Mayo!

Anónimo dijo...

Es increible como uno se equivoca con las personas. Siempre tenemos la mala costumbre de juzgar a los demas por lo que vemos exteriormente sin darle la oportunidad de expresarsa desde su interior. Por eso me sorprendo y me alegro haberme equivocado en mi primera evaluacion de tu persona. El escrito que hiciste por Ovarios dice mucho de ti. Espero sigas contribuyendo al blog para poder sigar tu trayectoria intelectual yn personal.

Junior

La Chela dijo...

Remenbranzas, remenbrazas,la vida que no regresa en los 70's y 80's, donde se levantaba la voz de los que deben ser oidos.Hermosa historia me hicistes recordar de otro mayo en 1968 en México y Francia.Me has dado la certeza que lo bien que he sembrado en otros hoy da excelentes frutos. Deja que llueva y disfruta del aguacero, te felicito y no olvides que otros mayos nos esperan.