junio 06, 2010

La dicha de ser imperfecta



Supera las falsedades de los medios


Por Lissette Acevedo

En una visita a una gran metrópolis conocí a una mujer que estaba dispuesta a todo por ser 100% femenina. A su corta edad, ya había tenido más de 30 cirugías cosméticas y plásticas, desde implantes de pelo hasta alambres en la cara para no arrugarse; su vestimenta era ultrafemenina al igual que el ambiente donde vivía. ¡Todo en ella gritaba femineidad! Había internalizado tanto la falacia que los medios de comunicación por años han predicado, que no había forma alguna que esa mujer sintiera que estaba completa.

Cuerpos perfectos, vidas perfectas, trabajos perfectos, familias perfectas y todo al mismo tiempo. Sin margen de error, sin opciones, a cualquier precio; de lo contrario, falta algo. ¿Quién logra sobrevivir a tantas exigencias? ¿Cómo se logra semejante perfección? No es posible obtenerla, no existe. Nos hemos entretenido tanto con la envoltura física en la que venimos los humanos que hemos perdido de perspectiva lo que es importante, lo esencial, lo trascendental.

La autoestima, en especial de la mujer, ha sido tan negativamente impactada por esta falsa construcción de la realidad que se puede ver hermosa por fuera y por dentro sigue sintiéndose igual de vacía, de insuficiente y de incompleta. Tu valor no depende de lo que establezca un reducido número de personas que deseen mercadear su producto; tu valor se basa en que eres un ser único dotado de habilidades y destrezas.

Cultiva en ti lo que es duradero, lo cual te aseguro nada tiene que ver con lo físico. Claro, tampoco es que descuides la envoltura en la cual vienes, pero mantén en justo balance tu vida. Y sobre todas las cosas, alégrate en ser perfectamente imperfecta y vive al máximo tu vida.

La autora es psicóloga clínica. Brinda servicios de psicoterapia individual, pareja y grupo a adolescentes y adultos. Puedes contactarla a través de dra.lissetteacevedo@hotmail.com.


4 comentarios:

PinkHeffalump dijo...

Bienvenida hermana ovariana!

Tercer Piso dijo...

Bienvenida! Nos gustaria leer con mas detalle sobre el tema de la Autoestima! Gracias por compartir con nosotras.

La Chela dijo...

Bienvenida, hermana ovariana, eso es lo maravilloso de ser mujer, Gracias por compartir con nosotras.

Anónimo dijo...

Querida Lissette : Seria bueno que algunas de las mujeres a las que sirves escribieran sus experiencias en el blog de Ovarios de Acero. Tu escrito suena un tanto a diagnostico a distancia. Yo soy hombre, pero si he observado a amigas que tengo y estoy de acuerdo con to analisis. Tu escrito cubre casi todo el aspecto de el complejo del perfeccionismo en manera breve pero al punto. !Adelante!COLINAZO