agosto 19, 2010

Saqué la loca de paseo













Saqué la loca de paseo.
Despotrillada, iracunda, ireverente
y magullando en su garganta
todas esas palabras que en distintos
tonos y colores conoce.

Saqué la loca de paseo
y se fue a la esencia,
me llevó a la naturaleza,
a la tierra, a los astros, a las
yerbas de generaciones.

Se vistió con su larga falda
y su blusa negra, con soles, lunas
y estrellas en su pecho
como escudo en bandolera.

Buscó en los baúles de recuerdos,
en los de las alegrías y en los de la tristeza,
en los baúles de las esperanzas
y en los de los sueños.

Buscó también en los de amores y desamores,
y en los baúles de conjuros y hechizos.
Unos guardaban más que otros
!Estos baúles! !los baúles!
Algunos tienen doble piso.

Se complacía en abrirlos,
buscando respuestas, pero
su esotérica naturaleza la llevó
a indagar más en el baúl
de los conjuros, hechizos y yerbas.
Canela, mejorana, yerba buena,
florecitas blancas, amarillas y violetas,
panales de abeja, pieles de culebra,
conjuros, hechizos, calderos, cuarzos,
cascabeles de colores, a las infusiones,
las limpiezas de aura... recetas.
¡Extasiada queda!

Saqué la loca de paseo.
Como habla, que si habla,
de esto, de aquello, de lo otro,
de lo justo y de lo que no lo es,
de la fe o la falta de.

No se para, creo que dice
como mil palabras por minuto,
no respira, es ensordecedora.
Camina para adelante, y para a trás,
y fuma y camina y divaga, se ausenta.
Gritos sordos se aglutinan en su garganta.

Hilvana presentes con pasado,
futuros con presente,
lo que es, lo que ya no será, lo probable.
Quiere hablarme desde sus ojos.
Y sobre todo como siempre dice:
"No se lo que quiero, pero si
estoy segura de lo que NO quiero."

Ríe y vuelve y ríe y llora
que si llora, en sollozos indefensos,
en lágrimas dulce amargas y
vuelve y ríe, como el que dice
te cojo ahorita, como el que
levanta la ceja y se reafirma...
Llora nuevamente y se compone,
se reinventa, se reprograma.

Que habilidad tiene para regenerarse,
para retomarse, de un suspiro a otro,
entre dos pestañear de ojos.
Compuesta se retoma, se duerme, descansa.

Saqué la loca de paseo
¡Quedé exhausta!

Poesía Felina
16 de agosto de 2010

10 comentarios:

desencuentros dijo...

Me he quedado anonadada de esa loca que es la misma que yo llevo dentro y que saco no a veces sino siempre ... Una loca irreverente, mal hablada, que dice palabras hasta en frances sin temor a colorarse, que le da lo mismo como la vean vestida.... Sin mascaras, genuina, indocil, insolente pero tambien humana, sentimental y sensible. Atada a los recuerdos. el tiempo es tan importante y el olvido. Es una loca comun. Tendre que copartir mi poema de la loca que no es tan bueno como este pero para que te enteres de esta loca como loba con quien dialogo todos los dias de mi vida. Abrazos

poesia_felina dijo...

Gracias Doli! Entiendo que todos tenemos una y tal vez varias dependiendo el grado de tensión que se este viviendo.

Anónimo dijo...

¡Me encanta! Es como si me vieras por una ventana, pues son tantos los días en que me siento asi! Me solidarizo con las palabras de Doris al 100%. En mi caso, la loca que llevo adentro es tan fuerte que creo que ella es la que saca a la "otra" de paseo.Te felicito Poesía Felina, por este espejo que nos presentas. Un abrazo!
Tercer Piso

Anónimo dijo...

Como tu loca deambula entre otros en el recinto literario del Español podemos decir que está emparentada con otras locas que existen en el mismo vecindario poético como la que pulula a través de todo el corpus poético de Julia de Burgos, de la Loca de Becalo, de Alfonsina Storni, de Gabriela Mistral,etc. Pero tu loca es mucho más furibunda y cobra vida propia a traves de tus descripciones de un paseo que afortunadamente terminas con la frase, "Quedé exhausta." Por un momento pensé que se iba a inmolar en lel fuego de su profundamente alterado subconciente. Abres el poema con el enunciado; "Saqué LA loca de paseo." y no "...MI loca de paseo." De ahí inicias un crescendo el cual sostienes hasta la penultima estrofa o porción del poema y desciendes al final dandole al poema la estructura de una linea normal o en forma de campana. COLINAZO

Kayla S. dijo...

Esta es la misma loca que descubrí vivía en mi cuando tenía 19 años y me tocaba tomar la determinación más importante de mi vida. Es la misma loca que me posee desde hace 12 meses cuando la tonta y cuerda que habita en mi pecho, se quedó atontada cociendo, remendando los trozos de corazón que me dejó el canalla que me lo destrozó en mil pedazos. Es la misma loca que me saca a pasear de vez en cuando, en lugar de yo sacarla a pasear a ella, porque la mía es loca y voluntariosa.

Gracias por compartir tú loca, tal vez se pueda hacer amiga de la mía.

Anónimo dijo...

Simplemente...¡GRACIAS DESDE EL HONDON DEL FONDO DE MI ALMA!
Poesía Felina

Anónimo dijo...

Es maravilloso ver como "la loca" está de siempre, ahora hay muchas mujeres que se pueden identificar, de distintas edades, estratas sociales, profesionales o vocacionales en Puerto Rico como en cualquier parte del mundo. Pienso que es la herencia genética existencial de siglos. Está en el ADN de las mujeres.

En el siglo pasado, cuando sacaban a la loca fueron quemadas en la hoguera, encerradas en torres o calabozos, eran lapidadas, y asesinadas.

Otras fueron tomadas como epilécticas, poseidas o decían se le sibió la pulga a la cabeza, o ataque de isteria. Estaban LOCAS...

Hoy tanta educación, psicología, meditaciones, astrología, etc., etc., etc.pues son medicadas, con las amarillas, azules y colorás. Van al spa para relajarse, van al centro comercial de moda y gastan, gastan y gastan.
Ahora a la loca la quieren castrar dopandola
no la queman en la hoguera pero le queman las neuronas.

Anónimo dijo...

Toda mujer lleva una loca dentro la cual hay que dejarla salir aunque sea en escritos y que al igual que el humo de tu cigarrillo incomode a un cualquiera, pero te lo disfrutaste hasta la ultima exhalación... Me gustó mucho tu poema, se deja sentir la carga y eso es bueno porque fue escrito con coraje, dolor, frustración, amor y misticismo...

A.M.R.V.

Ali dijo...

Leí tu poema y me fascinó, esa loca-cuerda la tenemos todas en tu familia, no permitas que esa loca te arrastre, guíala tú a ella, no permitas que ella arrastre contigo, el señor te iluminara siempre y estoy aquí para tú. Dios te bendiga, te amo.
Tu titi

Anónimo dijo...

Saludos, Solo para decirte que esa loca es quien en realidad somos, la otra la supuesta cuerda es la que aparentamos para quedar bien con los demas. Yo hace muy poco que deje salir a mi loca de paseo y nunca ha querido regresar y sabes... ahora me siento mas feliz. Carinos. Ecos.