agosto 14, 2010

Vuelo Matutino Vía Celestial



Cual toro bravo gemías
mas como el cristal eras frágil.
Despertaste al Alba
para que ella
te diera la despedida,
mas crujió la madrugada
cuando se elevó tu vida.
Pintar el cielo
de mil colores distintos quise,
hacer acordes quise
que fueran de tu agrado,
escribir frases que distinguieran
tu vida.
Quise buscar palabras
que expresaran como eras,
pero todas eran pocas,
todas eran demasiado pequeñas,
más peor aún
no sé nada de música
y menos de colores
aunque
tu voz era música,
y todo tu eras color.
Se adornó el día
con tu presencia en el cielo
mas hubo dolor en la tierra
por el desafío de la bravura.
Los labios mudos con risas partidas
demostraron el dolor de tu ida,
las lágrimas humedecieron
las caras entristecidas.
Los lazos que nos unían
primo mío amado
nos seguirán uniendo
aunque esté
el inmenso espacio
entre ambos.
30 de octubre de 1981
Poesía Felina

1 comentario:

desencuentros dijo...

la tristeza se cuela entre los versos , la melancolia, Me gusta el tono, la cadencia que tiene este poema...Gracias