septiembre 09, 2010

Añoranza














Aquí...tratando de encontrar
el aroma de mi tierra bajo la lluvia.
Mi olfato se resiste.

Busco el olor a hojarasca, a salitre,
que sólo se percibe en mi terruño.
Ese aroma lo toco, lo recreo, lo aspiro mío.
Ese aroma de tierra madre, de tierra fecunda,
de lluvia dulce arraigada a mis cabellos.

Ocho y quince de la noche,
parecen las seis de la tarde.
Llueve. Está gris. Una tenue luz amarilla.
Destellos plateados como raíces
se apoderan en estelas del firmamento.

¡Que manera de extrañarte!
¡Que manera de quererte!
¡Que manera de inventarte!

Por sólo un segundo
untada de tus aromas
establezco rutas para llegar a ti,
remando van rumbo a
todo ese caudal de recuerdos;
olores, sabores y colores.

Rica experiencia. Seductora. Encantadora,
ilusión de tenerte, entretejernos, poseerte
con toda la pasión y entereza en
omniconciencia de mis raíces.


















¡Que manera Borinquen!
Borinquen, Isla del Encanto.
De hacerte mía en tu música,
en tus olores y en tus encantos,
en tus mujeres y hombres,
en las playas y en los ríos
como en el monte y en el llano.

Poesía Felina
5/6/2010

No hay comentarios: