septiembre 19, 2010

Brevísimo cuento sobre el origen del amor

Y al abrir los ojos ella sintió todas las ganas de rebelarse, de levantar en protesta a todos los árboles, todos los cerros, toda criatura; los mares, los ríos y los arroyos. De confundirse en una fila interminable de mujeres con cuerpos amoratados, de pelícanos rezumando petróleo, de adolescentes soldados con la metralla acurrucada en un frío abrazo, de niños de ojos tan enormes como el vacío en sus barrigas, de manos heridas y sin dueño apretando puñados de diamantes ensangrentados, de viejos deambulando en el olvido. Y al ver su deseo realizado y encontrarse en medio del abrumador tumulto sintió ganas de gritar y gritó. Gritó, y su alarido fue tan desgarrador que sacudió los cimientos del planeta que habitaban e hizo temblar todos los cuerpos celestes en el inacabable espacio. Y de la vibración se formó en espirales el amor; un amor tan doloroso, tan puro y tan inmenso que se derramó y fluyó en torrente desde cielo y tierra hacia todos ellos. Y los arropó.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Excelente, me encanto!
Tercer Piso

Anónimo dijo...

Te felicito, pues es dificil la escritura de un cuento super corto, lograr la introducción, el personaje, la trama y el desenlace en tan pocas oraciones, es un trabajo maravilloso. Tercer Piso

Anónimo dijo...

Muy bueno!

Poesía Felina