septiembre 08, 2010

Dame un poco de ti para aplacar mis sentidos.







Yo soy la tejedora de sueños,
desde el último vagón de las tristezas,
camino por entorpecidas sombras,
misteriosa y absorta,
mas allá de la piel de las palabras
donde el alma se embriaga y se derrama.

Amo esa mujer metamorfoseada
como bestia melancólica
amo esta loca común,
la de los muchos rostros,
la cansada,
la loca enamorada,
la mojigata que se estremece
ante la mirada de los hombres.

Amo esa mujer de ojos grandes
de mirar profundo, hermosa todavía
la que aún vive y se recrea en su espiritu
la de las canas añosas
la que siempre me escucha
la que se convirtió en enredadera de sus recuerdos
la que resiste avatares de silencios.

Amo esa mujer de carnes firmes
esa mujer voluptuosa,
la que lucha por mantenerse en pie,
la que escapa de vez en cuando tras Dionisos
para embriagarse y bailar junto al fuego.

Soy más que cuerpo,
más que esta piel que cubre mis huesos
soy esta sed de lluvias
¡dame un poco de tí para aplacar mis sentidos!

Doris Melo Mendoza.
2010

3 comentarios:

Anónimo dijo...

UN TREMENDO ESCRITO POETICO EN EL QUE EXPRESAS ANHELOS CAMALEONICOS LOS CUALES EXPRESAN TODOS TUS MULTIFORMES VIVENCIAS AMBAS SUBJETIVAS Y REALIZADAS. ! MARAVILLOSA! COLINAZO

Anónimo dijo...

Hola Doris!

Desdoblamiento y los múltiples sombreros que adoptamos los seres humanos. Las diferentes facetas a las que nos enfrentamos cada dia, tratando de no perder la esencia, ni la cordura, que en ocasiones nos sostiene en la locura de la vida.
Un abrazo desde mi orilla.

Poesía Felina

doris melo dijo...

Gracias a las dos aunque ha pasado tanto tiempo. Por diversar razones no he podido publicar en este tambien mi espacio. Sucedio algo con mi cuenta que no me permitia registrarme pero espero que se haya arreglado ya y en estos dias dejaré unos cuantos de mis poemas más recientes. Abrazos mil