octubre 17, 2010

culto

Un dos tres…
Sucubos, incubus invadiendo mi espacio…
Un dos tres…
Hombres al margen de mi olor a sangre
Un dos tres…
Destapados sentidos invitan a quedarme…
Un dos tres…
El cielo se cierra, el infierno se abre...
Un dos tres…

Tu, niebla aberrante,
tu, despreciada seduccion .
Házme el encanto de tu noche inolvidable,
házme el juego entre tu piel y mi boca,
entre la noche y la sombra
tu voluntad se hace.

Un dos tres…
Mujer que hueles a sexo;
no hagas caso, de mis incoherencias hormonales.

No hay comentarios: