octubre 21, 2010

Sonámbula de una tregua



Adagios de promesas inconclusas,
habitada de palabras
zurzo los harapos del destino,
donde el aire incansable se ahueca
más allá del corazón embarullado.

Un silbido de flautas se escapa entre las hiedras.
Hasta tocar el fondo del abismo,
redimida y desandada
construyo mi espacio
en la impaciencia de las ganas.

Erotizada la impotencia
se estira en un largo bostezo,
expandiendo la fragancia de su nombre,
como utopía de quien ató palabras
en los huesos del tiempo,
Sonámbula de una tregua
en el ruedo de la ausencia.

Goteadora de letras, cansada claridad
insuflada letanía,
branquias opáculas.
Perseverante reminiscencia se cuelan,
entre arañazos dolientes.
Y angustias seniles que no calman,
como un aire de esquina
que apresa mi alma desaguada
en la retina de la distancia.

2 comentarios:

Kayla S. dijo...

Tus letras me ganaron en el " hola". Adagios de promesas inconclusas. Debe ser por eso que tengo aversión por las promesas. No las tolero. La mayor parte de las personas las dejan en el país de lo inconcluso.
Gracias por compartir.

Doris Melo dijo...

Gracias Kayla , eres muy amable... yo también le tengo aversión a las promesas, será quizás porque vivo en el ahora, minuto a minuto. Besos