noviembre 01, 2010

Entre mis soles vagabundos.




En la indecencia de la nada;
bordada con ráfagas, vilmente deshilada de algún sueño.
Entre mis soles vagabundos
sobre la oscuridad sostenida en el vacío
te pienso.

Mientras las horas esquivan las ventanas,
una lágrima resbala. Abigarrada de silencios
sobre el aliento vago de un fauno,
entre deshilachados cristales de gacelas .

Designios copiosos del ayer
en el que espacios lúdicos de la noche se erotizan
cocidos a mi centro eterno
con puntadas invisibles
para encender el devenir de esta triste realidad,
donde la certeza se desmorona.
Incendiada, moribunda
hacia un destino incierto.
Doris melo


No hay comentarios: