noviembre 09, 2010

Hoy recordé



Hoy recordé aquel día que tus labios se encontraron con los míos.
Parecía el segundo perfecto, el instante perfecto, el momento perfecto.
La suavidad del encuentro estremece mi ser al recordar.

Hoy recordé aquel día que tu piel y la mía se sintieron.
Parecía el roce perfecto, la textura perfecta, el momento perfecto.
La ternura del encuentro estremece mi ser al recordar.

Hoy recordé aquel día que tu mano y la mía se unieron.
Parecía el toque perfecto, el sudor perfecto, el tamaño perfecto.
La paz del encuentro estremece mi ser al recordar.

Hoy recordé nuestro último encuentro, el último momento que te vi ante mí.
Parecía el sábado perfecto, el calor perfecto, el entrelíneas perfecto.
La aventura del encuentro estremece mi ser al recordar.

Hoy recordé nuestra última charla, en aquella madrugada que me acompañaste al guiar.
Parecía la plática perfecta, la risa perfecta, la voz perfecta.
La quietud del encuentro estremece mi ser al recordar.

Y quedita… solita… hoy te recordé…

2 comentarios:

Olivia Ardey dijo...

Precioso. A veces el recuerdo es más dulce que el momento vivido y, además, nadie nos lo puede robar. Felicidades y muchísimas gracias por compartir este breve y emotivo relato. Yo que me dedico a la narrativa de sentimientos, lo considero un disfrute.

Tercer Piso dijo...

Coincido con Olivia, emotivo relato, me gusta mucho tu caminar narrativo:
"suavidad
ternura
paz
aventura
quietud"
Muy bueno Kayla S. Gracias por compartirlo.