noviembre 23, 2010

Huerto de amor

Algo diferente; una décima escrita a la memoria de Don Juan Antonio Corretjer. Me encuentro, respetuosamente, a sus pies y con mi alma inspirada por su: "Serenata"...


Soy huerto que te recibe
con jachos para alumbrarte
para en el alma sembrarte
lo que el cafetal exhibe.











Quimera del alma mía,
oye mi canto a Borinquen
y procura que se afinquen
mis versos en tu alegría.
Llora mi tierra bravía
y está de luto el Caribe,
pues tan triste te percibe
cual árbol de china enjuto,
pa’ que vuelvas a dar fruto
soy huerto que te recibe.

Si lograra la utopía
de abrazarte con la caña,
y al fundirme con tu entraña
te besara mi poesía.
Calentar tu pena fría,
con arena consolarte,
en la Punta de Guilarte
colar de café una taza,
y servírtela en la plaza
con jachos para alumbrarte.

Bañarte con el maví,
secarte con mi bandera,
sembrarte palos de higüera
forraos de moriviví.
Esculpirte cual cemí
y hacerte pieza de arte,
amor que huela al besarte
a coco y ajonjolí;
traigo semillas de aquí
para en el alma sembrarte.

Por néctares de acerolas
bajo la luz de un cocuyo,
cambiar ese llanto tuyo
y enjugarlo en amapolas.
Envolverte con las olas,
frazadas de Mar Caribe;
ser el verso que describe
para ti el atardecer,
y en tu boca recoger
lo que el cafetal exhibe.

Sanarte con los sabores
del níspero y del mamey,
pajuiles de mi batey
y de un caimito las flores.
Para cosecharte amores
darte agua de mi aljibe
Ser huerto que te recibe
con jachos para alumbrarte
para en el alma sembrarte
lo que el cafetal exhibe.

2 comentarios:

Tercer Piso dijo...

Precioso tu trabajo, me encantaria escuchar cantar esta décima. Hermoso de verdad, que lindas las letras que sobre PR hablan. Brava Isabel, Brava.

Doris Melo dijo...

Hermosa Elegía en decimas sobre el campo y esa imagen del café florecido es una delicia. Me inspira confianza y esperanza el decir de esta voz melancolica, romantica que recuerda a muchos de nuestros poetas del fin de siglo XIX dedicaron sus poemas y sus obras a la tierra , a Borinquen . Ese último verso ...Ser huerto que te recibe con jachos para alumbrarte para en el alma sembrarte lo que el cafetl exhibe. Amor y gratitud , esperanza a la que me auno contigo. Besos