noviembre 11, 2010

La Siega

Del ocaso todo es cierto
porque espera su momento,
la prosa hablada en lírica
ya que del dolor es épica.

Ya no aguanto las reglas
es porque añaden dificultades,
aún así mi patrón exige
el precepto de la guía.

Mi causa no puedo adelantar
sin un inicio antes del final,
¿porqué si no hay comienzo?
que me exige la solución,
tampoco habrá como terminar.

¡Oh, pobre de mí si no dispongo!
porque de mí también me opongo,
y aún al nacer con semanas
las que mis hermanas siempre cuentan.

Ayer no me amé igual que hoy
la experiencia me lo pidió,
pues si no hay uno, no hay dos:
son las secuencias para el amor.

¡No me arreglo en el espacio hijas!
ni la continuidad de las recetas,
aquí si yo corro por la derecha
yo tropiezo también con mi diestra,
en estos espacios hay luna
en estos espacios un sol va,
para preparar hay sistemas
o el índice para arreglar.

Del inicuo o el mal no son ganas
ni al menos conformidad del bien,
1uego si no ajusto la secuencia
el karma me volverá a nacer.

No estemos atadas
mejor orientadas,
que aún los rebaños aventajan
la susodicha ley de la realidad.

Usemos hermanas sin provocar
el don que tenemos para bailar,
para poder dormir al gigante
y no vuelva y nos desvirgue más.

¡Sh h h h h h h! que no te vea, que no te escuche,
para que no prevariquen voces
que lo acabas de atrapar:
su código lo atrae a juicio
porque ya su siega le ha llegado
y al fin lo vamos a cortar. -Nefertiri Del Viento

No hay comentarios: