noviembre 07, 2010

Nunca me había sentido tan cerca del suelo

Desde el techo de este edificio
y el suelo de esta carretera;
no habrá distancias,
lo sé, lo presiento.
Seré abono, seré una con la tierra.

No quiero flores en mi cripta
Tampoco tendré una.
No quiero llantos de hipocrecías,
No quiero conmemoración de mi acto.

No quiero que me resuciten,
ni heróicas actuaciones.
Que por salvarme den su todo
cuando yo mi nada he regalado
y de ella todo han rechazado.

Al cerrar el telón;
mis tripas cada una de ellas cremadas,
Se consumirán en el fuego.
Como bruja en inquisición.
Bajo un árbol soñarán,
Flores blancas crecerán....

Las voces me llaman.
Por fin, dejaré de respirar...

Desde el techo de este edificio
y el suelo de esta carretera;
no habrá distancias,
lo sé, seré abono
soy nada, seré nada.

Nunca me había sentido tan cerca del suelo...

No hay comentarios: