noviembre 10, 2010

Simples Disparates

Tengo mis pensamientos muy bien ramificados.
Entre excelentes, medianos, buenos o malos.
Según ellos carentes de léxicos;
Seres amórficos que orbitan en mi cabeza
luchando en duelos de vida a muerte.

En mi cabeza hay una mesa,
encima de un aguacate.
Y la antorcha lleva al atleta;
las casas viven en mujeres gigantes.

No quiero escuchar sobre lo correcto
no pienso admitir que hay algo malo.
Son limitantes a mi expresión que no es arte;
son solo simples disparates.

Son el detonante de un ojo curioso.
La oscuridad reflejada por nubes en pleno día.
La experiencia mística entre vivir y dormitar.
La espiritualidad destruida sintetizándose;
en áreas vacías de libretas o servilletas.

1 comentario:

Tercer Piso dijo...

Maravilla del mundo al reves, la sorpresa de lo cotidiano y lo cotidiano de la sorpresa.