noviembre 16, 2010

Yo decido

Trillan las fábulas heterogéneas
invitadas de la ignorancia nuestra,
diversidades etéreas que abrazamos
porque ya nunca podemos entendernos,

igual aplacamos la ira abordada
con el prejuicio del dolor afligido,
también me oculto soy mejor cobarde:
¿quién ha justificado la soberbia?
de entrañar con sus telarañas
bases para esta ironía.

Claro que me he definido
y desde mucho antes lo había hecho,
aunque por lo necia he sido
la maltrecha en el espacio de los tiempos.

He defendido mi mujerío
igual que lo haría un macho;
aspirando ser mayor siendo reina
de un lugar que nadie ocupará.

Hoy siendo la que soy amparo
mi posición en este mundo,
soy la emperatriz de mi propia vida
la zarina de mi raíz quebrada,

mi regente en la verdad inspira:
soy mujer, el vaso de la creación,
aprendí que ya nada estaba mal
que interpreté como los demás,

¿que no tengo fuerzas en mi voz?,
es por mí que el mundo no está solo;
licenciarme a amar ya no tengo
porque en mi alcoba flores mojo,

y en cada retoño de cada caño
la exégesis de algún entendimiento,
las lisonjas que nunca nadie ha visto
son para el que yo decida mi cariño.

Yo decido.

Nefertiri Del Viento

1 comentario:

Tercer Piso dijo...

Tu poema fue alimento para la guerrera que vive en mi. Gracias por compartirlo.