diciembre 10, 2010

Poema sin nombre para celebrar la Vida

A mi hermana, de esas que son paridas por el alma.












El tiempo corre solo
y fue ahora mismo.
En un pestañear de viento y días.
Aún huele a nuevo en tu madre
el dulce momento
en que la luz te pintó una vez más las pupilas.
¡Naciste!
¡Llegaste para amar!
¡Pues ama!
Fuiste alumbrada por la Tierra
y tu ruta sabe a mar.
Tus plantas se alimentan
de la arena del camino
que has de andar.
Llénate de besos
y de olores.
De sitios,
de gente,
de niños,
de todos los colores.
Ábrele los brazos
al dolor
que nos pertenece a todos.
Siéntete mujer,
amante,
madre cuna de latidos,
hermana, hija y amiga.
Pertenécele al mundo
y serás tuya.
Canta, baila, desafina,
abrázate a la música y delira.
¡Ama la Vida!
El tiempo corre solo
y es ahora mismo
que has nacido.
Y será casi ahora,
ahora mismo,
que volverás en un pestañear
de hojas y respiros.

No hay comentarios: