enero 12, 2011

Simplemente... yo

Me encontré con un cuaderno descuidado y casi completamente manchado, pero con un par de páginas limpias.
Así justo compare mi vida, casi siempre en desastre arrugada, con muchos días manchados, unos llenos de tanta tristeza que parece que no podría sonreír más, pero también días llenos de arcoíris colmados de brillo y felicidad, vienen a mi mente gratos recuerdos que he pasado con las personas que de una u otra manera han marcado mi vida de una forma muy especial. ¡¡Gratos momentos que me hacen suspirar…!! Y pensar que esos bellos instantes, por muy poco que duren te alimentan mucho, te levantan las veces que sea necesario y, lo mejor que la felicidad que sembraron esos pequeños instantes no se desgasta con el tiempo, porque esos días que pase a tu lado, son para mí de gran valor y, aunque quizá nunca te des cuenta de cuánto te amo. Podre contárselo a mi viejo cuaderno casi destrozado, podre contárselo con mi lápiz de carbón que, aunque se borren de este cuaderno mis letras, jamás alguien podrá borrar mis ganas de escribirte, jamás nadie podrá borrar lo que escribiste en mi alma, jamás nadie podrá borrar lo que soy…
Podría escribirte de mis sentimientos toda una vida, podría escribirte más allá de los sueños, podría visitarte sin que te des cuenta, podría tapar tus ojos con mis manos y sentir tu aroma, sentir tus manos rosando las mías (¡suspiro…!).
Mmm…
Si las estrellas dejasen de inspirarme más, si el sol se apagará, si la tierra cambiara su ruta de rotación, si no tuviésemos el grado de gravedad actual, si nunca hubiese aprendido a decir lo que siento, si los lápices no existieran, si mi color favorito no fuese el color de tu alma, si mi mascota más querida no se llamara Canito, si mi blusa preferida nunca la hubiera comprado, si mi locura no fuera tan cuerda para amarte, si los captus no fuesen tan especiales, si mis hijas so fuesen tan bellas, si el agua de este día estuviera tibia, si mi pasatiempo mejor invertido no fuese leer y escribir, si no te amara tanto.
Entonces, simplemente, yo no existiría.

No hay comentarios: