marzo 07, 2011

Entre enredos, prendo.

Entre enredos prendo.
Me enredo y enredándome
me convierto en quien da la cabeza por verdades eternas,
en el absoluto de un beso tuyo,
en la complicidad de la creencia,
en el te amo que tantas veces no he dicho.

Me prendo de aprenderte,
de cada peca que no he contado,
de cada caricia que he olvidado,
del murmullo de una palabras lujuriosas a tu oido.

Me enredo y enredándome
me paseo por la medusa de tus cabellos y tus vellos,
en los poemas que ahora escribo,
en la agonía abandonada del enamoramiento.

Me prendo de aprenderte,
de escogerte entre la multitud oscura,
de remenearme sólo para que me mires,
mientras deseo infinitamente que me veas,
prendiendo por aprenderte.

Me enredo y enredándome
me imagino entre tus pechos,
abrazada, empeñada, obstinada,
deseando entender cada una de esas salida impetuosas que realizas,
que al final terminan enredándome, mientras me enrredo.

No hay comentarios: