marzo 19, 2011

La Reina Negra y tú

Se mueve, en todas las direcciones de tu alma,
entre la culpa y el miedo,
entre el recuerdo y el sueño ese que nunca fue.

Sólo me muevo entre las sábanas, que me cubren el rostro,
las tetas y el miedo. Yo, te miro como nadie te ha mirado,
porque nadie ha tenido estos afortunados oídos de zebra.

Ella, se pone la pañoleta de colores en la cabeza,
en esa cabeza que hace cuentos traidores
y te ilusiona, te amarra, te adorna con castigos de lo que no fue suficiente,
te entierra en la cultura del nunca jamás.

Y tiene página de facebook, me busca, no me encuentra,
porque yo me quedé escondida en tu lagrimal,
aunque no soy negra, ni blanca, ni de familia real.
Soy algo así como un zendal, sin raíces, sin historia
o al final, con mucha historia que contar.

Ella tiene nombre completo, Reina Negra, mientras el mío,
se reduce en tu aparato a dos letras, pequeñas distantes,
pero que reflejarán el zenit de esta historia.

No hay comentarios: