mayo 17, 2011

Homosexuales y Heterosexuales: ¿de un pájaro las dos alas?



Si me detengo frente a la obra de Picasso titulada: “Guernica” y nadie me explica lo que el artista quiso plasmar en ella, es como si nunca la hubiera visto. Puede ser una de las obras más exaltadas del siglo XX, pero si no capto el mensaje del artista, entonces con tristeza debo aceptar que Picasso, por más que se esforzó, no logró su cometido. Tenemos que entender los mensajes para que se logre la comunicación. Sin esta no hay educación, la humanidad no avanza.

Hoy en día, existe un mensaje muy importante que debe ser claramente entendido y ampliamente difundido: hay que extirpar de raíz la homofobia y transfobia que germina en el suelo fértil de la ignorancia. A esos fines, hoy 17 de mayo de 2011, se llevó a cabo la Marcha del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, esto como parte del proceso de concienciación y educación a la comunidad. Es vital que estas expresiones  vayan de la mano, con una avalancha de información, a través de todos los foros disponibles. De no ser así, no lograremos la comunicación efectiva que tanta falta hace y me temo que al igual que muchos frente a “Guernica”, muchos de los transeúntes de a pie y en auto que los ven pasar, no entienden o hacen suyas, la frustración, el dolor, el grito genuino y humano que expresan los participantes de la marcha. Si no logramos educar a los observadores, a los que se detienen en las aceras a ver los otros pasar, a los que permanecen en sus carros, a los que se enterarán por las noticias o al leer el periódico del próximo día, entonces estos permanecerán sordos y ciegos ante el clamor y por lo tanto, sería como si nada hubiera pasado.

Pero entonces, ¿cuál es el mensaje? ¿qué tenemos que entender? Primero, reconocer la igualdad entre homosexuales y heterosexuales, comprendiendo que somos parte de un todo, de un pájaro las dos alas. Segundo, aceptar que la selección de nuestras parejas o inclinación sexual es un asunto genético, me explico, a la mayoría de nosotros, ninguno de nuestros padres nos dijo como debía ser la persona que nos atrajera para compartir nuestras vidas y amar. No recuerdo estos me hablaran que debía ser una persona blanca, negra, mestiza, alta, baja, delgada u obesa. Nunca nadie describió a la persona y jamás me explicaron como sentiría el amor. La atracción y el amor, son sentimientos que no se enseñan, solo surgen y se desarrollan.  Solo sabía que en algún momento me iba a atraer alguien y eventualmente la amaría.

¿Quién iba a ser, cómo iba a ser?, eran preguntas sin respuesta. Ahora sé, que el tipo de persona a la cual me iba a sentir atraída estaba ya definida en mi genética desde antes de nacer. Hasta mi pubertad, no hubiera sabido si la pareja que iba a buscar era hombre o mujer. En mi caso, al llegar el momento, descubrí que era heterosexual y me enamoré. Pero ¿si hubiera sido lo contrario? ¿Qué? Pues nada, me hubiera sentido atraída por una mujer y luego la hubiera amado. Es la misma historia, pues es el mismo amor, el amor que no se explica, no se enseña, solo se siente. Todos los poetas del mundo han hablado del amor, pero jamás se les ha ocurrido si quiera intentar definirlo, pues es algo infinito. Podemos establecer que la homosexualidad al igual que la heterosexualidad es un asunto de amor. 

El asunto es sencillo porque el amor es sencillo, aquí lo único complicado es el desamor, pues no es nuestro estado natural. El desamor y la intolerancia sí se enseñan y luego son mantenidas por las estructuras de gobierno, culturales y religiosas. Aquí debo detenerme y con profundo respeto pregunto a los cristianos: Si Jesús volviera, ¿crees que rechazaría a los homosexuales? ¿O los abrazaría y besaría en público y luego les pediría que continuaran caminando junto a Él?  Si contestas que los buscaría porque están “perdidos” pues…es buena, si contestas que los buscaría porque son los perseguidos, pues…es mejor, pero si contestas que los buscaría porque son seres humanos llenos de amor, iguales y de todos hermanos, creo que comenzaste a entender. Lo importante es que los creyentes acepten que Jesús no los rechazaría jamás, contrario al discurso de muchos líderes religiosos de nuestro país que postulan hablar en Su nombre. Es urgente internalizar, de una vez y por todas el tan clamado: “Amaos los unos a los otros, como Yo os he amado”. Por favor, basta de divisiones en nombre de la religión, con las cruzadas y sus fatídicas consecuencias, pienso que fue suficiente. Basta de divisiones en nombre de espantosas prácticas fomentadas por una cultura de ignorancia o por nefastos personajes del gobierno.

No hablemos de comunión si no estás dispuesto a vivir en común unión, no hablemos de amor, si actuamos guiados por el desamor. Te invito a que reflexiones y entiendas que promover el desamor,  es fomentar la intolerancia, la violencia y la muerte. En tus manos está, querer entender, educarte y amar. En tus manos está, que la obra “Guernica”, que plasmó este famoso pintor español, para mostrarnos el coraje y el dolor que trae el vivir en guerra, sea entendida y podamos entonces escoger  sentir la alegría y el amor de vivir en paz.

Sra. Abidael Ríos Moreno


***Aunque no marché, tampoco me voy a quedar de brazos cruzados y he aquí mi aportación a la causa que tan dignamente llevan cada uno de los dirigentes, activistas y participantes, a ellos mis respetos.***

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Abidael, me parece que el mensaje de la marcha de ayer fue claro, claro por las consignas que se cantaron, claro por la conferencia de prensa que se hizo, claro por los turistas que se pararon, preguntaron y se unieron, claro por las pancartas y claro por la historia. Hace 21 annios que se conmemora este dia a nivel internacional, porque la homosexualidad fue eliminada de la lista de enfermedades mentales de la Organizacion Mundial de la Salud.

Por otro lado, algunas personas no corremos la misma suerte que tu. A mi si me dijeron que me casara con un hombre y tuviera hijos, tambien me dijeron que estudiara y no fue hasta los 23 annios (temprano en comparacion con otras personas) que me di cuenta que eso no era lo que queria para mi vida. Asi que aunque, nuestra orientacion sexual venga con el paquete de nuestra existencia, no hay espacios para vivirla, experimentarla y disfrutarla libremente. Eso, evita que el amor sea sencillo.

Me alegra este blog, y la buena intencion de escribirlo y el acto politico que representa publicarlo.

Tercer Piso dijo...

Insisto en que el amor es sencillo, el desamor no lo es. Lo que sientes por tu pareja es hermoso y simple, por otro lado, lo que los demás ven en tu relación es rechazado por los prejuicios que desembocan en el desamor. Ciertamente, el proceso de empoderamiento, de lograr igualdad de derechos, de vivir plena y libremente en la sociedad es un proceso complicadísimo y requiere de una lucha ardua y constante porque combates la falta de amor de los demás, la falta de comprensión y la densa presencia de la intolerancia. Mi aportación no toca el tema del homosexual como ciudadano político, pues va dirigido a las personas de a pie, es una aportación que toca el aspecto mas simple: el amor vs el desamor. Sin embargo es vital aportar escritos que sí entren en el tema del individuo homosexual como ente político y la lucha en conseguir igualdad de derechos, de la mano con la libertad de vivir en un espacio compatido,digno y feliz.