junio 04, 2011

¡Que todos los días, sean de orgullo!

“Conjunto de rasgos o informaciones que individualizan o distinguen algo y confirman que es realmente lo que se dice que es”. Esta es la definición de identidad. Lo que nos distingue, lo que nos hace diferentes o iguales, lo que nos une desde la diversidad. Yo soy la única en mi familia que tiene pelo lacio y ojos almendrados. En mi familia, para todoas/as, nuestra mano dominante es la derecha. Soy la única que no es puertorriqueña de pura cepa. Vengo de madre puertorriqueña y padre mexicano. Contrario a mi familia, he vivido en otros países, me gusta el área metro, no me gusta cocinar, estoy haciendo la maestría, odio las matemáticas, soy la única piscis, hablo muy bien inglés y no tengo problemas con la desnudez. Soy muy diferente a mi familia, pero eso no hace que deje de ser parte de ella. Mi identidad es el conjunto de todas las cosas que mencione, desde mi familia, hasta que soy la única mujer lesbiana en la misma. He sido afortunada. No he sido intimidada o “bullied”, no he pensado en suicidarme por mi orientación sexual, he tenido un gran grupo de amigas que me han recibido tal como soy y no he sido discriminada en el empleo por ser lesbiana. Sin embargo, esa no es la realidad de todas las lesbianas y los gays de este país y el mundo. El 80% de las lesbianas, gays y trans, han sido intimidados, agredidos verbal y físicamente por ser diferentes. Muchas de las personas de la comunidad queer, prefieren ocultar o no vivir su identidad por temer a la violencia o el rechazo. Algunos jóvenes han sido botados de sus hogares por ser gay.
¿Podrías imaginarte si decir que sabes leer fuera razón para que te agredieran? O si no pudieses decirle a tus padres que escribes con la izquierda porque te botarían de su casa y no tendrías donde vivir. ¿Te imaginas si nunca pudieras vestirte de blanco o de verde, porque podría significar que podrían asesinarte? La identidad se compone desde lo más simple a lo más complejo. Vivir la identidad de manera plena y libre es un derecho de nacimiento. Crecer y expresarte en un ambiente de paz y respeto es necesario, para los heterosexuales y para la comunidad queer.
Haré todo lo posible para educar, informar y visibilizar el derecho que tenemos todos los seres humanos para ser libres y vivir nuestra identidad desde el amor y el respeto. Haré todo lo posible para que mi mejor amiga no sienta temor de caminar de manos con su compañera de hace 16 años y para que el hijo de una amiga llegue a la universidad sin temor a ser agredido. Trabajaré duro, para que los hijos de mis amigas, no sientan miedo de gritarle al mundo que son gays y orgullosos. Haré todo lo posible para que no tenga que llover tanto, para poder ver el arcoíris. Iré a la Parada de orgullo gay mañana a las 10am y le diré al mundo, junto a otras miles de personas:" Aquí estamos y orgullosos/as de ti."
¿Y tú, qué vas a hacer?

1 comentario:

La Chela dijo...

Cada escrito tuyo es un hilo que nos une, tengo un primo hermano, que cuando dio soy gay, por poco lo destierran a Manchuria.Ha vivido con el estigma de llamarse Marciano, de ser gay y por ser negro. Fui una bullie cuando eramos adolescente porque mira que jodían con él, yo decía a nuestra familia, de la cual estoy desterrada por tener tatuajes y ser católica, su vida sexual no determina lo buen hijo, hermano, tio y primo que es, es lo que es él lo que importa no lo que prefiere. Y si yo digo que se deben morir e ir al infierno todos aquellos que le echan ketchup a los pasteles?, se jodió esto,el infierno estaría sobre poblado de boricuas. Que viva la diversidad coño porque todos somos hij@s del Gran Creador.