julio 10, 2011

Reminiscencias en la impaciencia de la soledad



Resucitando versos, como gaviota sin alas
y con suave aroma a lila de paraísos.
Antiguas reminiscencia devienen con premura,
en tanto un amor antiguo, de siglos
se pierde sobre sábanas cansadas
seduciendo este inapelable encuentro,
en un reflexivo diálogo que se desangra.

Como suave bahía,
después de un largo naufragio,
en esta concurrida soledad de matices imposibles
la intimidad persiste y se desborda
cuando me asalta tu paradójica mirada.

Bitácoras se pierden en el cronotopo del tiempo
redenciones agitan antifaces
en el lívido presagio del retorno.

Extensas biografías hablan de amores.
Afán estoico por hacernos semejantes.
Inusitadas horas en las que llueve en mi la nada.


Por las rendijas del tiempo
reinvento el aliento del poeta de los jueves
"me moriré en París con aguaceros"
dijo una vez Vallejo
en humedad de silencios,
en la impaciencia de esta soledad furtiva, como si nada.
Doris Melo
2011

2 comentarios:

Amanda Buendía dijo...

Puedo sentir cada palabra de este momento. Suspiros, tropiezos e impaciencia. Sobretodo el asalto de la mirada...que imagino a cada momento. Gracias Doris.

Desencuentros dijo...

Gracias Amanda por tu cariño y comentario . Aprecio tus palabras . Abrazos