noviembre 26, 2011

Reseña de ¡Julia en mí!, libro de la escritora puertorriqueña Nylda R. Díaz



JULIA EN MI/ ENCUENTRO EN EL RIO

Gracias mil, Abi, por darme la oportunidad de extasiarme en una experiencia litero-espiritual de mi nación Borinquen. Al comenzar el libro, Nylda, que más que una escritora es una artista del texto nos abre la puerta de su existencia de manera íntima e inmediata. La amplitud espacial de su tan sublime y detallada narrativa nos empieza a envolver. Nos hace partícipes de su vivencia, su espiritualidad, sus cotidianas relaciones con la humanidad terrenal en que habita. Cogiéndonos de la mano con el sutil cariño de una madre puertorriqueña nos guía a través del paisaje geográfico isleño y de la psiquis cultural colectiva de nuestro terruño nacional. Nos da un asiento en la mesa blanca de su conciencia y compartimos con ella la síntesis espiritual que tiene lugar entre su alma y la de Julia a través del texto poético icónico de nuestra criatura del agua. El trajín vivencial que pulula a través de todo el libro nos lleva a relacionarnos de manera individual y a veces íntima con la multitud de personas a manera de documental de cine pero no en manera retroiluminatoria (“flashback”). Cada persona mencionada va siendo añadida, paulatinamente, como en un formato teatral de coro Griego y entran y salen entre luces y sombras, más luces que sombras, del relato pero todos permanecen en el universo vivencial del escrito, aun los finados. Esto es incluyendo a Julia, pero claro está la relación entre la poeta/ icono y la autora/ poeta forman el meollo del texto y su fluido final así lo atestiguan. El tríptico temático de los tres artistas expresado por Nylda a través de la obra y que en el capítulo final incluye la oda de Julia a su solitario y fatídico destino en “Farewell in Welfare Island,” la mención del trabajo de Miguel Ángel, nuestro MIGUEL ANGEL y por último el tan precioso y tan sutil y espiritualmente transcendental poema de Nylda.

Toda esa estructura literaria es erigida sonoramente a través de la narrativa de Nylda y la poesía de JULIA entrelazada en el texto. La inclusión de las presencias del río y del mar nos mantiene conectados con la espiritualidad ecológica y personal en que JULIA nos sumerge a través de su poesía. La lectura de JULIA EN MI dentro de ese contexto lleva al lector a recordar otros autores literarios de nuestra América Latina y de la literatura mundial que sumergen el texto dentro del elemento descrito, en este caso el agua en su estado natural geológico. Rómulo Gallego en “Doña Barbara”... un bongo remonta el Arauca...” y claro esta Hemingway en “El Viejo y el Mar” y el “Mare Nostrum” de Ibañez. Las voces de Nylda y JULIA extraordinariamente no se confunden cacofónicamente si no que se alternan y se unen en forma de ola sonora para brindarnos una nueva experiencia artístico-sensorial que resulta del encuentro entre las almas gemelas de dos POETAS PUERTORRIQUEÑAS en la placidez del río que ambas rinden como homenaje del amor que sienten por su patria PUERTO RICO.

No hay comentarios: