diciembre 22, 2011

Orgasmos femeninos y democracia.

Se contraen los músculos de la vagina, se tensa el útero, la matriz se pone firme, los dedos de los pies se tuercen, los nervios del área perineal se activan y producen cosquilleo, los músculos del cuerpo se endurecen y, de pronto, sientes un cosquilleo por la espina dorsal, un alivio placentero, una relajación total, una liberación de los pudores, una liberación de tensión y generalmente una sonrisa o una lágrima: sí, tuviste un orgasmo. Pero, ¿sabías que el 15% de las mujeres sexualmente activas del mundo NUNCA han tenido un orgasmo? Lo escribo y me duele. Descubrir el cuerpo, el propio cuerpo, vivirlo, experimentarlo, poseerlo es un acto que todo ser humano necesita tener. Sin embargo, la cultura, las religiones, los estados, le han limitado ese derecho a las mujeres, con mensajes dirigidos a describir los cuerpos como sucios y pecaminosos, como propiedad de los hombres o como objetos de reproducción y mercadeo de los estados y los sistemas económicos.

Tengo que decir que las mujeres, por otro lado, hemos alcanzado espacios públicos, políticos, académicos, económicos que antes no teníamos. Hemos logrado estudiar, tener propiedades, conservar nuestro apellido, ser consideradas adultas que no necesitamos albacea para decidir, guiar, parir o no, casarnos o no, trabajar y votar. Todo esto en estados democráticos. Sin embargo, aún no hemos logrado democratizar nuestros cuerpos.

Es hora de que los cuerpos de las mujeres sean espacios democráticos, donde las mujerespodamos decidir desde nuestras circunstancias, deseos y necesidades lo que queremos hacer con ellos.

Hoy decido tener un orgasmo, mañana, quizás ,no, no lo sé, pero lo importante será, que sólo lo decidiré. ¿Y tú, quieres tener uno o muchos? Gestiónalos, desde la democracia de tu cuerpo a la que tienes derecho.

3 comentarios:

La Chela dijo...

Celebran el primer día del Orgasmo Global por la Paz
Los organizadores convocan una gran descarga mundial para resolver los conflictos del planeta


Por BBCMundo

Paz y orgasmo.

Es el lema de un grupo de sicólogos y terapeutas sexuales de Estados Unidos que convocan para este miércoles el primer día del orgasmo global por la paz.

El objetivo de la jornada es dedicar cada orgasmo a la paz mundial, a la resolución de conflictos, no importa si se producen solo o acompañados, lo importante, señalan los organizadores, es canalizar "conscientemente la energía orgásmica para lograr un cambio positivo energético de la Tierra".

"La energía que desprende un orgasmo combinada con la visualización positiva podría ayudar a reducir los niveles mundiales de violencia, odio y miedo. Es un don biológico que debemos aprovechar", señala Victoria Sinclair, una de las coordinadoras del evento.

"Crecí en los años 60, con el "haz el amor y no la guerra" y sé la importancia de elevar la vibración del planeta hacia el amor. Tener un orgasmo es gratis, sano y divertido. ¿Por qué no hacerlo por su familia y por un planeta lleno de paz?", detalla la terapeuta Sinclair, quien se define a sí misma como una sacerdotisa de la paz.

Cualquier lugar es bueno

Los organizadores señalan que cualquier lugar es bueno para un coito por la paz pero, subrayan, "lo ideal es preparar un espacio, tocar y bendecir el cuerpo con el que se va a compartir (o el propio si se está solo), beber previamente algún líquido como agua o vino y pronunciar algunos mudras (mantras) para que la energía sexual se concentre".

Finalmente, "darle gracias a la vida en el momento de la descarga energética", con una sonrisa y siempre proyectando pensamientos positivos por la paz.

Sinclair y su colega el sicólogo Steve Schweitzer, invitan a todo el mundo a participar en el orgasmos global pero especialmente a los países afectados por la guerra o la violencia.

Asimismo, alientan la producción masiva de orgasmos en cualquier momento, aunque recomiendan concentrar tan valiosa energía en momentos claves como lunas llenas, lunas nuevas, solsticios y equinoccios.

La web de la jornada ha comenzado a llenarse de seguidores que quieren aportar su orgasmo a la causa.

"Cuenten conmigo. Con mucho gusto dedico todos mis orgasmos por la paz. Que se extienda el amor", señala un seguidor.

"Es una idea maravillosa. He estado practicando durante todo el año para esto", agrega otro.

"No estoy seguro de que los orgasmos 6,000 millones de personas traigan la paz mundial pero ¿por qué no intentarlo? Es gratis y es divertido", puntualiza Bruce, militante de la causa.

Que viva el orgasmo, coño!!!!

Zuly dijo...

Me hicieron un comentario privado, pero creo que puede comenzar el debate aquí. Así que lo publicaré sin nombre.

Anónimo hombre: Vi el artículo en Ovarios de Acero, y estoy 300% de acuerdo con él... pero hay un asunto de semántica que me intriga. "Democracia" en el sentido de que todas las mujeres sean libres de tener un orgasmo es deseable y necesario. Democracia en el sentido de que ella lo pueda tener como quiera y con quien quiera no es tanta democracia... Lo sería para la feliz que logre dar con el que se lo provoque, pero cuando no, es la dictadura del cuerpo: yo lo tengo con quien YO quiera. Así que democracia no es el término más exacto a usar... Libertad me suena más apropiado.

Cuando me hablan de democracia, me asusto. A Cristo lo mató una. Pregúntale a Barrabás.

Yo: Voy a intentar explicarte de dónde viene la propuesta de los cuerpos democráticos.

Esta perspectiva de la creación de una democracia radical con ciudadanía está directamente conectada a la politización de los conflictos sociales. A esa diversidad que a la vez puede formar alianzas sin perder su autonomía. Las mujeres, diferentes a nivel cultural, social, físico y espiritual, puedes escoger sobre ese cuerpo que habitan de manera autónoma, logrando formar alianzas con mensajes de equidad, libertad, justicia. Si hay mujeres en el mundo que quieren vivir la experiencia de la virginidad hasta el matrimonio, el ritual de romper himen y colgar la sábana con sangre, pues so be it, pero desde la conciencia del deseo propio. Y sobre todo, la existencia de un Estado Laico que saque las religiones del cuerpo y las decisiones de las mujeres.
Quizás es dificil verlo sólo en el contexto de PR y EU, pero no tan extraõ en la historia de América del Sur, donde las dictaduras han hecho del cuerpo de las mujeres otro espacio gobernable.

Este era un blog bastante parco, no pretendía establecer una tesis política, por lo q sé q está muy incompleto, pero es algo pa'empezar.

Gracias por leerlo y comentar.

Ahora, a comentar....

Sex Shop dijo...

Muy buenooo!!!!