enero 23, 2012

Desapego











Cómo refulge a la larga
solamente nuestra esencia;
cómo nos pulen las olas
cada átomo de arena:
cómo nos desgasta el agua
de todas las asperezas,
dejando un cristal brillante
que navega...que navega...
Cómo descansamos luego
sobre una playa serena,
siendo vidrio que los mares
tallaron con su grandeza,
dejando atrás para ello
pedazos de lo que era,
porque al final de los tiempos,
sólo refulge la esencia.

No hay comentarios: