marzo 01, 2012

Poemas de un alma antígua

Es nuestro amor un cuento mágico soñado,
fue tu beso lluvia de fuego en mi corazón.
Ilusionado vuelvo a verte en el paraíso
del sueño escondido.
Por tus ojitos
la luz se transforma
en todos los colores del arcoíris
creando luz en ese bosque de ojitos encantado.
Espíritu del viento llévame,
llévame con ella, mi amada princesa,
llévame, llévame que mis manos
solo quieren mecerla en caricia tierna.
Luz de luna déjame verla,
que mi latido la llama a cada suspiro,
bella, bella vuela tu alma libre doncella,
esencia de mariposa.
Lluvia, regálame sus besos,
haz que nazcan sus flores
aunque se claven en mi pecho.
De ellas sangrará el te quiero
fundido en verso,
esencia fundida dentro,
donde esta alma dice que viajero
no hay camino si mis huellas sin ella
son destino de sombra y noche, no de lucero,
allí donde solo brillan rosetas de penitente,
y la gran luz, ninfa y hada de las plantas
toca su arpa
enamorando al velo de nostalgia
que tu asencia desvela.
Fe es ver en tus palabras
que no es importante caer
si no alzar la vista y volverte a ver,
como si nunca marchaste,
porque en mi interior siempre te quedaste.
Y hoy más que nunca te desvelo mi secreto
cuando te conocí
nunca pensé que las flores andaban,
ni que hubiese chica más guapa,
te veo en cada flor y mariposa,
y tú sigues siendo la más hermosa
perdóname si me enamoré
pero hoy como ayer
te seguiré viendo en cada amanecer
eres alma de mi alma
y el camino de mi fé.
Eres todo lo que desee.


El Castellano

No hay comentarios: