marzo 26, 2012

Por ti


Yo tu fiel servidor, al viento y la lluvia el amor,
verso tras verso a sí hablaba el corazón,
tras una hoja la conoció, ¿qué eres amor?
¿Quién eres tú sangrante dolor?
cuando tu presencia separa dos corazones
y el beso es testigo de dos almas en unión.
Corazón yo a ti te invoco dolor, vuelve
vuelve como amapola amarilla del recuerdo
acaricia mi entraña aunque duelas como ayer,
sabré que al menos por dolerme,
no en este tiempo, más allá en una distancia que separa
dos cuerpos, sabre que vivo porque me dueles, vuelve.
En un tiempo que es el de ayer
no el de hoy, ni el de mañana, dentro muy dentro
en este cuerpo que amándote no vive llorando,
de la rosa regándote, en aquel recuerdo imperfecto que tatuó
y clavó tu nombre y mi dolor,
ese latido que enfriándose vive gritando al cielo y a la creación,
que vendería tosdos mis mañanas por un ayer junto a ti mi amor.
Vuelvo a verte en el sueño huidizo y fulgente,
como la pasión que acercó mi piel a tus brazos,
como el color de tu pelo y el mío,
como la noche y el día en mi recuerdo,
como aquel castillo moderno del que fuimos reclusos,
yo quizas por loco de amor, tú vida mía
quizás por sentir un dolor más profundo
ese que escapó a tu control.
Mis brazos tendí para ti,
en el abrazo de nuestras piernas
supe que a sí te tendría para siempre conmigo,
me cambiaste dos abrazos por el beso que te robé,
en aquella planta, con la ilusión en mis ojos
que algún día volvería a verte, quizás cambiada, pero a mejor.
Quizás más guapa, quizás más tierna y bondadosa,
Quizás siendo tú y sólo tú preciosa sin sufrir,
en mis ojos el brillo que dice vida no te vayas quedate conmigo
en la eternidad de este mundo de vampiros,
vuelve conmigo junto cada sueño que tu cumpliste en mi piel,
y escribe con tus manos y palabras todas las flores
que sueñan vivirte.
Asi del cielo ser astro y lucero, roca y llama, alma y estrella,
universo y vida en tus ojos, noche en tu mirada,
verso y canción en tu corazón,
yo tu servidor,
yo tu compañero que atravesó el camino de la vida
y a la muerte burló,
si tengo que sufrir dolor, solo quiero uno, el tuyo amor.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres mi alma gemela perdida? Hermoso, BRAVO!!!!!!!!
La Chela

Miguel Esteban Martínez García dijo...

Me agrada mucho tu comentario, gracias de veras, me gusta mucho escribir pero más que a una chica con talento como tú le agraden mis letras, te seguiré leyendo por aquí, un beso, si soy tu alma gemela perdida ya me has encontrado :) :*

La Chela dijo...

Hola Mi Alma, Visité Sevilla, Andalucía y Huelva en el 2006. Aún vivo enamorada de Sevilla y confío que regresaré pues allí dejé enterrado un gran amor.