marzo 01, 2012

¿Te Cansaste de Vivir?

A cada rato escucho personas por ahí diciendo: "Quiero un carro, quiero viajar, quiero un televisor más grande, quiero más dinero, quiero comer lasaña, quiero jangear, quiero un novio nuevo, quiero ser un profesional, quiero ser alguien en la vida… ¿Qué tal querer vivir? ¿Alguna vez haz querido simplemente vivir? ¿O será que vivir ya no es suficiente en estos días? No digo que te conformes solo con eso pero, ¿existir no es suficiente para que te alegres? No un carro, no un televisor, no un viaje, no un novio ¡solo VIVIR!

Muchas veces nos quejamos por cosas que tenemos que hacer, cuando hay otros que desearían poder hacer aquello que tu no quieres. Hay quienes se quejan por tener que caminar a la escuela, cuando hay otros postrados en una silla de ruedas. Otros se lamentan por solo poder ver a sus hijos bisemanalmente, cuando hay padres que solo pueden verlos en fotos o en cementerios. También hay quienes se apenan por vivir en un apartamento pequeño, y no ven que miles de personas viven en la calle. Unos se quejan de su trabajo, lo cual me enfurece ¿si no te gusta tu trabajo, estarías dispuesto a dárselo a un desempleado?

Hoy día, gracias a Dios, el VIH ya no es una sentencia de muerte, pero aun así hay quienes luchan intensamente en contra de este virus. Hoy día es más sencillo tratarlo, pero no tanto para los que llevamos más de 15 años. A mi, personalmente, a los 3 añitos, me dieron solo 3 más, y llevo 17 más riéndome de quien dijo eso. Por lo tanto, para mi vivir es suficiente, suficiente para lograr cualquier cosa que desee y quiera.

Poder ver la luz del sol, caminar al trabajo o a la escuela, escuchar la risa de otros, sentir el agua fría congelándome los pies, tener al menos una amiga, sentir tristeza por unos y alegría por otros. Entender que a la vida no le importa los planes que yo pueda tener, y que lo que pasa siempre es lo mejor. Que el hecho de que la historia de otro sea más dramática que la mía, no significa que deja de ser importante. Comprender que la vida es muy corta para perder el tiempo con odio, y que a su vez, es muy larga para vivirla en rencor. Poder sentir cosas buenas y malas, cosas que me recuerden constantemente que, si siento es porque existo. ¡Simplemente vivir!

Una vez mi doctor me pregunto ¿por qué no te estabas tomando los medicamentos? ¡Uno se cansa! le conteste. El solo me miro y me pregunto ¿TE CANSASTES DE VIVIR?

No hay comentarios: