marzo 26, 2012

A ti dominicana, ¡GRACIAS!

Hace casi dos años ya, que me independicé y mude al pueblo de Río Piedras. Contrario a lo que muchas personas piensan, Río Piedras, es un buen lugar para vivir. Es un lugar donde hay mucho intercambio cultural, gústele a quien le guste. He visto una mezquita, un chino haciendo uñas, los árabes con su tienda de mahones, las colombianas con la tienda de ropa interior de encaje, el arroz moro de los cubanos de la esquina, y muchos dominicanos. Aquí en Río Piedras tengo, prácticamente, el 80 % de las cosas que necesito, casi no tengo que salir de este lugar para conseguir nada. Aquí se venden muchas cosas que en otros lugares no , cosas que en ninguna otra parte de Puerto Rico vas a ver. Aquí tengo todo, desde la clínica donde me atiendo, mi lugar de trabajo y hasta donde janguear. Toda la transportación pública, de una u otra manera, llega a un lugar llamado Rió Piedras. No me quejo, no es el lugar más seguro, pero como está la criminalidad hoy día ¿Qué lugar es seguro?

Todas las mañanas, para llegar a mi trabajo, paso por la Plaza del Mercado, y hoy más que cualquier otro día, me levanté más observadora que nunca. Me percaté que allí trabajan, en su mayoría, dominicanos y muchas dominicanas. Recordé que, tristemente, los dominicanos, aquí en PR son discriminados por nosotros los boricuas. Lamentable porque son muy pocos los dominicanos que he visto que son perezosos o que no aportan a nuestra sociedad. Realmente, , no me he encontrado con un solo dominicano en la calle que no sea trabajador, a diferencia de muchos boricuas.

Allí, en la Plaza del Mercado, pude ver muchas mujeres trabajadoras, de esas que hacen “trabajo de hombres”: carniceras, floristas, fruteras, barberas, cocineras, sastre y empleadas de mantenimiento entre otras profesiones. ¡Todo eso bajo un mismo techo! Pensé, mediante este espacio, en reconocer a todas las mujeres dominicanas, que ,día a día, se levantan a trabajar y luchar para tener que darle de comer a sus hijos. No es fácil ser mujer en el Caribe, y mucho menos si estas en un país que no es el tuyo, con el pequeño detalle, que puedes ser potencialmente discriminada.

La mujer puertorriqueña es trabajadora, la mayoría, pero la dominicana no tiene más opción, ya que es complicado recibir las ayudas que brindan aquí. Esas mujeres que todos los días limpian casas que no podrán ni alquilar, trabajan en hospitales donde no podrán ser hospitalizadas, en hoteles donde no podrán pasar unas vacaciones, limpian colegios donde sus hijos no podrán educarse, a todas esas dominicanas que trabajan mucho más que muchas mujeres puertorriqueñas aquí en su propio país, quiero decirle.




¡GRACIAS POR AYUDAR A QUE PUERTO RICO SEA UN LUGAR MEJOR!


No hay comentarios: