abril 25, 2012


Amor, pasión, deseo, sentimiento
alma de alma, corazón sin dolor
desenfreno, beso extasiado,
caricia ardiente, color en verso,
latido,
latido con tu esencia en el interior,
calor abrazo tierno que abriga el dolor,
vida a tu compañía,
alegría sin fin en el día,
anhelo grito tu nombre al cielo,
suspiro vivo respirando de tu interior,
perfección mirar lo que arde en tu corazón,
alma y espíritu, bondad plena admirada
en tu mirada,
palabra un reflejo de la fuerza,
que mi amor por ti domina,
y tu cuerpo traspasa para dormir y vivir
a tu lado una eternidad,
felicidad tener tu sonrisa cada día,
admirar que a mí me miras,
me amas, me adoras, me deseas,
sentir, sentir es verte a ti mi amada,
es vivir por y para ti,
necesitar es querer darte mi felicidad,
para mí amar es luchar, dar, valorar, desear,
vivir, reir, llorar, sentir,necesitar y obtener,
aunque con tenerte no necesito nada,
sólo no perderte,
porque te amo a cada instante,
déjame ser, estar y permanecer en tu amada mirada,
porque mi alma te extraña para encontrarte,
siempre abrazada a mi.
Siento que te siento,
veo que me ves,
amo que me amas,
lucho por observar nuestro cielo juntos,
vivo por tu vida,
sufro por poesía, pero no lloro vivo viviendo amarte,
y al día siguiente amanecer y tocarte,
a la noche soñarte, tocar tus labios besarlos,
con un te amo, acariciando tu cabello,
sintiendo cuanto te quiero y deseo,
de este tiempo que depende como lo mires,
digo que desde que te conocí detuve el tiempo
para vivir contigo el instante eterno
que te entregué mi cuerpo, corazón y sentimiento.
Y construir cada día más mágico este sueño.
Siento que me sientes,
si por sentirte he vuelto a nacer
quiero ser en ti el agua que te conforma,
la esencia que te da forma,
la llama que tu alma enciende para atraerme,
sangre de tu sangre, besos de tus besos,
vida en tu vida, alegría de tu alegría,
caricia sin tiempo ni final,
solo tú y solo yo amándonos hasta ningún final,
sin nunca despertar, un sólo latido juntos sin igual.
Si por sentirte te siento en cada piedra,
en cada hoja, en cada gota de lluvia, en cada río,
en cada montaña y mañana
en cada cosa que fluye y no se destruye,
te siento en cada sangre, en cada artería de mi cuerpo,
en cada día y noche, en cada mariposa, planta,
flor y palabra, en cada verso y cada rama,
en cada semilla y pétalo, en la espiga y en la sonrisa
en la brisa y el sol de medio día, en cada helecho y espliego,
en el segundo y en el devenir de un tiempo inventado
por el hombre nunca por este corazón que tiene tu amor eterno,
te siento en todo lo bueno que veo desde que estoy despierto,
en el sueño y nunca en mi tormento,
en mi vida y en la sinfonía de la vida,
en la belleza y en la nostalgia,
te veo en el presente y en el recuerdo,
te tengo anclada a mi entraña,
te busqué debajo de la piedra más pesada,
del camino que nunca acababa,
de la cueva que a la luz no daba entrada,
en el fondo del río con cebo y anzuelo,
en un suspiro, en un pestañeo, te busqué en el cielo,
y más allá de un firmamento, te busqué en mi interior,
buscándo te encontré cerca y lejos, fuera de mí y dentro,
en mi alma y en la tierra,
en el fuego y en la lluvia, en el viento, el bosque y la pradera,
en la telaraña y en la flor, en la raíz y la savia,
en lo que nunca acaba, sentí tu amor en cada vida,
me devolviste a la vida.
Te encontré en la sombra nocturna y en el brillo de lucero
de astro ardiendo a hierro.
Te encontré en mi fuerza, nobleza y espíritu en mi fiereza
de luchar hasta tu alma con la mía juntar,
te vi, te sentí y nunca te dejé marchar.
Ahora que eres alma de mi alma, amor sin dudar,
corazón dentro de mi corazón nunca te podré dejar escapar,
pues moriré sin dudar.


El Castellano

No hay comentarios: