abril 06, 2012

flor de tu deseo









Susurro de amor, verso de tu beso teñido
vida de tus ojos el color,
amor en bosque encantado de tu corazón.
Flor tras flor en una margarita la conoció,
fiel guerrero de su reino se volvió,
los mundos de amapolas vistió,
de rosas el vestido de su amor,
gota tras gota su deseo reveló,
vivir en su interior ganó, del cielo su deseo cumplió,
el amor eterno rogó y conquistó,
de su corazón con bondad la pasión sirvió,
día tras día noche en verso de color,
la malva silvestre su piel coronó,
el espino su espina abandonó,
la hiedra su cabello adornó,
la rosa amarilla roja y naranja tornó,
la espiga su vello de bronce tiñó,
el musgo con el trébol casó,
el roble de su madera sus brazos volvió,
por sus venas y arterias la fuente de la vida
su manantial brotó, de su piel dijeron
que creada por cada flor de invierno desangrada,
de primavera enraizada,
la mariposa eterna del amor domó su alma,
de fuego su entraña.
Las salamanquesas criaron en las piedras de su espalda,
el hierro forjó sus manos donde el insecto de fuego
corría entre sus dedos.
En sus ojos el brillo de furia del dragón verde.
El pez dorado nadaba en su corazón,
manantial de bosque mágico su interior,
pececillos  de plata sus pies tímidos acariciaban,
el grillo en su jaula para su voz cantaba,
el verso solitario de su alma vieja le sirvió
vida tras vida, en las que te encontraba a ti amor,
en ritual de estramonio y belladona
hechizo de luna la celebración.
Roseta de penitente floreciendo cada te amo
en pensamiento violeta lleno en flor,
a sí cada octubre fuese cual fuese el año o el siglo,
de su vida su alegría tornaría amor,
a la mirada tierna y embelesada que indicaría de nuevo
la vuelta de tu amor eterno,
la vuelta de la primavera al mundo mágico
de nuestras almas en unión.
El helecho sus ojitas como caracol despliega en el pecho,
del rocío el deseo,
de polen de mariposa el humo que fumo,
de amapola la sangre que bebo de tus besos,
de adormidera la sensación al adentrarme en tus bellas piernas,
moldeadas amor para mi deseo,
para acabar dentro, morir y nacer dentro, vivir en el incesante anhelo,
de tu corazón es mi verso, de fuego el poema,
que gime, grita y tu piel extraña.
De tu mirada la pureza encontrada de un alma que ama y te ama,
hoy, ayer, mañana, siempre y en la eternidad en la que cada vida
te encontraré aun si la siguiente nacemos mariposas
sabré en que flor encontrarte, en la más bonita margarita
que de esta vida tuya indica.
Te amo hoy, y toda la vida Margarita.
Hasta el fin del tiempo,
no quiero ver el cielo sin ti,
no quiero despertarme sin el abrazo de tus piernas,
en este tiempo inmortal me has hecho,
a tu corazón me entrego,
muerto si no siento tu aliento,
vivo en tu corazón, allí encontré todo lo que siento,
el hombre más feliz con tu ternura me has vuelto.
Sosiego de cielo, y fuego de infierno
para ti siempre mi verso.
Con tu amor cruzo el firmamento,
a tu corazón me entrego,
a ti vida mía te entrego cada sueño,
porque quiero vivir contigo,
porque quiero amarte gritando al viento lo que siento,
porque quiero adorarte
pase lo que pase no quiero que mi amor descanse,
quiero vivir, quiero sentir.
A tu lado cuando llegue mi tiempo quiero morir.
Y como hoy sabré que solo contigo inténsamente viví.
Solo contigo cada minuto de mi vida quiero compartir.

El Castellano

No hay comentarios: