junio 28, 2012

Mujer intensa.

Mujer, ¿te has dado cuenta la magnitud con la que te saboreas la comida y los olores? ¿Cómo se estremece cada esquina de tu cuerpo visible cuando te llevas a la boca ese pedazo de comida y cómo parece que los sabores revientan ? Mujer, ¿te has fijado con la fuerza que te aferras a lo que quieres, aun cuando no estés segura de cómo ni porqué lo deseas? Con esa voluntad escrita en roca. Mujer, ¿has notado cómo te comes las imágenes nuevas, con cuánta fuerza expresaste el regodeo entre las plantas que alberga mi bosque? ¿Con cuánto placer recibiste esa nueva hoja que te acaricia y te toca? Mujer, ¿te has dado cuenta la magnitud de la cualidad que tienes para decir mil cosas en dos segundos? ¿Y cómo logras que la mente se me haga rosca?¿Te has fijado con la fuerza con la que se manifiesta tu sonrisa cuando algo te da alegría y la fuerza de tu convicción acerca del libreto que se repite en tu casa a partir de las cuatro de la tarde? Esa que convencida espera el beso, un beso en la boca de mujer barroca. ¿O has notado la potencia de tu curiosidad? Esa que me enganchó de medio sosquete y aún me entuerta y me disloca. Mujer, ¿te has dado cuenta del grado de potencia de tus abrazos? ¿de la fuerza de tu insistencia? ¿de la magnitud con la que te plantas en los espacios y te adueñas? Siempre esperando un amor que desemboca. ¿te has dado cuenta de cuánto eres y de cuánta intensidad albergas?

No hay comentarios: