diciembre 22, 2012



Duelen
los huesos del  alma,
las espinas que recorren la sangre
los músculos tesos de los dedos
y el aire que no se respira.
Duelen
el amargo de la palabra
no dicha,
gritada,
aglutinada;
la traición
duelen
las rosas secas del jardín,
los mares contaminados,
la mentira,
el suelo tembloroso,
el cielo opaco de la voz;
duelen
los subterfugios,
la piel agrietada
los ojos decepcionados
las uñas estriadas
duelen
la falta de ellos
de nosotros
de ti en mi
duelen;
los fantasmas del vino,
los árboles secos
triturados
la escasez del agua
la mariposa atrapada
duelen
los silencios llenos de eco
las notas no apreciadas
los desvelos sin sexo
ni oración
duelen
los arcoíris no vistos
el gato amarrado
el niño soldado
el viejo arrinconado
duelen
los paisajes no advertidos
la brisa impura
el artista sin aplauso
el poema tirado
la mujer abusada
el libro quemado
duelen
la quema de brujas
el padre castigado
el hijo indiferente
la oración sin respuesta
el recuerdo moribundo
duelen
las hojas olvidadas
el corazón ajado
la caricia de un puño
el niño asesinado
el pais invadido
la sangre derramada
duelen
la falta de tolerancia
la falta de amor
duele tanto
que es un dolor
sin anestesia
una cesárea
a sangre fría
una tortura a la existencia.

Poesía Felina
nov. 19/2012

No hay comentarios: