diciembre 02, 2013

Huella


Tengo un mundo cataléptico
sumergido en mi estómago
raíces de una historia colectiva enclavan 
surgiendo como un soplo mágico
torbellino de hojas danzantes
en alas del viento
dibujando paisajes que despliegan
un popurrí de recuerdos.

La sonrisa de tu cara, invertido arcoíris
viste de alegría y color
el columpio, la quebrada
el río y la montaña de alguna isla encantada
en el archipiélago de mi memoria
encontrando en el paisaje
un corazón que palpita en compás de espera.

Levita zumbador libando el néctar de la mirada
flor de gardenia perfumada 
grano de café que en la molienda de tu boca
se desgrana
dejando entre mis labios la pulpa deseada
deseosa de ser esencia de mariposa
que te pone alas.

Pegaso del cielo y la tierra,
que me viaja por constelaciones aún no descifradas
enraízate como ceiba milenaria en esta galaxia
siéndome lluvia de estrellas en el cielo derramada
vía láctea en árbol de la vida
déjate fluir como lo hace el viento
entre las hojas,
en ocasiones tempestad en otras como la calma.

Queda un perfume donde había una flor,
una huella tras la pisada
recuerdos con cada madrugada
una guirnalda de luces en el cielo
alumbrando la pisada
que entre la yerba quedaron grabadas
mis rodillas y tu espalda.


Poesía Felina
mayo 19, 2013

No hay comentarios: