febrero 14, 2015

Donde lo cotidiano ya no parece creible.

El amor es la poesía de los sentidos dijo una vez Balzac... pero el nuestro se ha quedado vacío, donde lo cotidiano ya no parece creible... no es más que un mundo alucinado de confusión. Déjame ser la palabra muda, el tiempo que pasa y se pierde entre muros de piedras inexpunables para guillotinar este mundo de vacíos. Cuando cierres los párpados de mis sueños y el vértigo de los segundos se escape, entonces entenderás... que la tarde apresurada, agoniza en la sinfonía de mi boca y se destroza la calma.

No hay comentarios: