marzo 23, 2015

Reclamo

A cada instante, en cada detalle, me lanzan un hechizo y me transportan a una década diferente. Y cuando pensaba que ya había pasado, regresa el pasado y se vive otra vez pero sin lo dulce, sin lo  lindo, sin la felicidad.
Regresa la canción que pregunta, como lograr que saques el pecho por mí. Tal vez para que me protejas, tal vez para que estés orgulloso, tal vez para que me quieras.

Y la niña se pregunta ¿porqué no podemos ser amigos? ¿Dónde estás? ¿Qué tengo mal? Y gritó y vuelve a gritar ¡No me aísles! ¡No me excluyas! Estoy aquí; soy así porque solo sobrevive el más apto. Me adapté y me re-adapto.

Ahora hay amor, pero no nos tenemos ninguno de los dos. ¿Porqué me ignoras, porqué me temes? ¿Acaso no ves que el mayor estigma me lo das tú? Ya sea para protegerse o no. Me estigmatizas, y la que esta fuera de lugar, la loca, y la rebelde sin causa están todas en mí. La invitada, la que no pertenece, la que se pierde lo “familiar”.

Ahora la “familia” es condicionada: que no digan nada raro, nada que no va, nada que les deje saber. Soy el vibrante cero a la izquierda, la que nunca es prioridad, la que está para dar buena imagen.


La que nunca fue atendida ahora tiene que ser atenta y reservarse los comentarios, el activismo y la pasión. La que fue desprotegida ahora tiene que proteger los procesos. La que fue pospuesta ahora tiene que esperar a que estén listos. La que no fue querida, ahora tiene que querer y amar. La dolida, sigue estando dolida. Con la que fueron inconsistente, tiene que constantemente recordar y con la que no tuvieron compasión, debe ser compasiva y comprender. La que no fue comprendida, debe perdonar por amor , la que no fue amada debe perdonar.

1 comentario:

Tercer Piso dijo...

Que apretao se siente el pecho con esto, gracias por compartirlo, me invitas a sacar lo que llevo encerrao en el mio. Llevo días por querer escribir, pero cada vez que lo intento algo pasa. Como jode el estar y no estar, el ser parte y no ser, el tener siempre que ser la que comprende la sequía que hay tras bastidores y empaparlo de amor propio y ajeno para intentar mantenerlo vivo. Como jode... Un abrazo lleno de amor y solidaridad, Abi